I'm a poet, I'm a fighter, I'm a preacher ♫











{30 agosto 2009}   Hogar
Yo le pido al sol me dé una casa
de luz en la que descansar
y una vida amarilla
por la que reír y gritar.
Y al follaje me dé el color
de sus ansias y esperanzas
para caminar entre él.
A las flores sus pétalos
para que me den una sonrisa
yo quiero ser tranquila y buena
apasionada por las tardes cobrizas
¡que acaso no volverán más!
Mi mano saluda en un paisaje vacío.
¿Por creer que hubiera alguien
en esa inmensidad?
No, mi mano busca la manzana
que caerá del árbol y será mi boca
mi felicidad, mi rojo puro
mi carmesí.
Saltaré por los caminos
al celeste clamaré una buena luz
allá en alguna constelación
bajaré las nubes para cuando quiera sombra
¡sueños de algodón!
Angustias de nieve y frío
en las que ya no voy a pensar
vagas ilusiones de plata
que no regresarán.
Y felicidad sola
como torrente de agua
calma y alborotada
salvaje y furibunda.
Una ninfa que no se ha perdido
rodeada de jade natural…
y en los espejos del reflejo
ver las plantas brotar
desde mis brazos
y hacia más allá.
Un bosque eterno
al que sólo yo pudiera llegar.
Un laberinto que sólo yo
pudiera descifrar
y sin embargo no supiera cómo
y no me importara,
donde nunca haya estado antes
pero que por eso y más
me guste permanecer.
Un lugar así,
le pido al sol
un pedazo de cielo
y mis huellas sin llegar a ningún mar
ninguna otra agua que un arroyo
y la lluvia…
Anuncios


Leonel says:

¡Pero qué hermoso poema nos regalas el día de hoy!Tienes una sensibilidad que arrolla la vista…



Los comentarios están cerrados.

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: