I'm a poet, I'm a fighter, I'm a preacher ♫











{27 septiembre 2008}   Recuerdos

Ese lugar donde todo está intacto. A pesar de que no podemos creerlo, a pesar de que parezca lejano o irreal. Ese lugar donde llevo lo que más importa de todo aquello que me ha pasado en esta vida. Aquellos momentos en los que mi risa se liberaba, aquellos otros donde todo lo sabía, donde todo lo ignoraba, mi juventud, mi inexperiencia, la curiosidad, la música de tu voz, el silencio de las noches, la luz perdida en la inmensidad.

El agua que me rozaba y me hacía sentir yo, abrir los ojos bajo la profundidad y sentir la humedad que me acariciaba los sentidos, yo era una y pequeña, pero era. Eso sólo importaba. Nadie sabía, allí abajo me sentía yo, el mundo estaba bajo mis pies, nunca había sido mío, no era, no iba a ser. Simplemente se encontraba bajo mis pies, yo encontraba una forma de ser, en la plenitud, en la serenidad y la sinceridad de la límpida , líquida superficie que me cubría, yo era parte de todo eso…

De ese misterio, de ese silencio perfecto que yo dominaba, donde la respiración debía controlarse a la perfección, donde mis brazos estaban harto fatigadas, donde mis párpados no resistían ya, donde mis piernas se rendían cansadas, pero me sentía como si hubiera conquistado los mares, ese pasado que no volverá, porque el dèja vu es tan sólo un espejismo, nada de lo pasado vuelve a pasar, todo es diferente, nada acontece dos veces, incluso las lágrimas por un mismo dolor…que en realidad jamás es igual.

Yo abandono el flotar y me remonto a donde creía someterme ante el cielo, era como una mariposa tejiendo su propia crisálida, y el aire apenas lo sentía rozar por mi piel, apenas era consciente de los sonidos aunque sabía podía tomar lo que quisiera, no robármelo, no llevármelo, nada en este mundo es mío, ni será jamás, pero retenerlo en mi memoria, era una gran capacidad, sin lápidas como si las cosas fueran realmente eternas.

Cuando realmente descubro la magnitud de lo que me marca, de lo que me hace ser yo, aunque no sé definirlo de manera alguna, me doy cuenta que es mi reacción hacia lo que pretende influir en mí me percate o no yo de ello, el ambiente influye en mí y yo en él.

Así es como repasando las hojas incompletas, inconclusas de este libro, pienso en todos los momentos agradables o no, que tuve, incluso trato de traer de nuevo a aquellos que no podré recordar sino hasta que logre evocarlos .

Me levanto caigo, vuelvo a levantarme y a caer un indefinido número de veces,
vuelo, y tu presencia me corta las alas, de mi nostalgia, de mi filosofía, de mis sensaciones, de mis ideas de lo que quiero ser, de lo que fui, de lo que seré, de lo que creo que soy, de todo en general… y ahí me redescubo en tus ojos, y ahí me pierdo en la quietud.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: