I'm a poet, I'm a fighter, I'm a preacher ♫











{29 junio 2008}   Por ti muero

Mirando el cielo. Quiero tomar cada sueño en mis manos, esparcirlo por el aire y hacerlo realidad. Quiero entregar cada beso que he guardado y plantarlo en aquellos rojos labios que siempre han sido mi tentación. O quizás enseñarle a tu cuerpo las caricias de mi amor.

Que se han negado a salir cuando me invadían la duda y el temor, de mis silencios que podrías haber descifrado. En los silencios aprendí a amarte. Porque mi alma, muda te contempló. Hasta que supo por tus ojos la maravilla y el dulzor de tu esencia que invadía los atisbos de un dolor.

Los deshacía tan rápidamente que yo apenas era consciente, de que despertaba de un sueño para volver a vivir en otro, que yo sentiría con una indescriptible intensidad. Te descubrí, musa oculta.

Te descubrí, misterio infranqueable. Mirada indomable que mis secretos profanaba sin dificultad. Ay, te descubrí. Cuando me sorprendí con el corazón golpeando la puerta de mi pecho, para salir y entregarse a tí. Cuando me encontré suspirando por tu ternura, cuando deseé me regalaras una de esas sonrisas, que sabían haber sido mi consuelo.Cuando desesperadamente mi impulso indomable me llamó a extrañar tus brazos.

Desde entonces ansié como nunca tu presencia junto a mí. Desde entonces amé cada minuto atesorándolo en lo hondo de mi ser. Intentando acercarme a la frontera de tus enigmas. Avanzando con miedo. Una timidez impensable que me controla y hace feliz. Cerré los ojos para que los tuyos no supieran mi secreto. Aunque moría por hacértelo saber.

Muero por cada gesto de tus labios, que acaricie mi piel. Muero por cada parpadeo como si te fuera a perder. Si regreso es porque evito jugar a olvidar. Porque no tiene sentido, no lo volveré a idear. Si estás en mi cabeza como nadie lo ha estado jamás. Si te he pedido permiso y no te he podido sacar.

Muero por cada paso cuando te alejas. Cuando te acercas. Y por cada sonrisa que al azar me dejas. Muero por mil motivos que me desgarran entera. Muero por las palabras que no podré decirte. Muero por tu dulzura reflejada en mí. Muero por las tristezas de las que suelo vivir. Muero de alegría al saberte aquí. Muero al dejarte ir. Muero al amarte. Vivo al soñarte.

Vivo y muero por culpa de mi propia imaginación. Vivo y muero de mi poética inspiración.

Muero al suspirarte, muero al nombrarte. Muero al sonrerírte, muero si me abrazas…

Simplemente por ti muero.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: