I'm a poet, I'm a fighter, I'm a preacher ♫











{8 junio 2008}   Bernardo Neustadt: “Prohibido no pensar”

“No pasé por la facultad pero tengo facultad de asombro.”

-Bernardo Neustadt

Un hombre que ayudó a pensar.

Una de esas contradicciones de la vida. Esas ironías. Reconocemos el talento y la genialidad de alguien al momento de dar el último adiós. Un hombre brillante, en todo el sentido de la palabra. Pareciera que no reconocemos el valor de alguien así hasta que perdemos la oportunidad de tenerlo físicamente.

Este post es mi granito de arena, para recordarlo y para homenajear a alguien tan importante, tanto en el periodismo, como en la difícil tarea de hacernos pensar, que a veces se diría casi imposible.

  • Nació el 9 de enero de 1925, en Rumania, cuando su padre trabajaba en la embajada argentina en Bucarest. Seis meses después, la familia Neustadt se instalaba en la Argentina. Los que lo han conocido más íntimamente aseguran que cierta melancolía que lo acompañó toda la vida devenía de su triste infancia y adolescencia, pupilo en rígidos colegios católicos y por la indiferencia y dureza que le dispensaron sus padres.
  • A los 14 años de edad ingresó al periódico El Mundo. Desde entonces nunca más se alejó del periodismo. Fue cronista deportivo en sus comienzos y dirigió la revista Racing, el club de sus amores y otra fuente, claro, de desdichas.
  • Su carácter taciturno y solitario facilitó su entrega completa a una profesión por demás absorbente. No obstante, tuvo tres matrimonios fallidos terminados en divorcios con amplia cobertura de la prensa muy a pesar de los pedidos del periodista por no inmiscuirse en su vida privada y otras relaciones más informales con mujeres. Se sospecho en su momento (causa de periódicos sensacionalistas) que habría mantenido una breve aventura de carácter homosexual, pero no deja descendencia.
  • Fue en Clarín donde abrazó definitivamente el género en el que se destacaría: el periodismo político. Allí competiría a brazo partido con Jacobo Timerman, con quien coincidía en una sola cosa: el mutuo fastidio que se profesaban ya que Timberman aparte de profesar su religión judía abiertamente y poseer ideas políticas contrariras a Neustad era un acérrimo hincha del club rival de Racing, Independiente ambos de Avellaneda.
  • En 1961, llegó por primera vez a la televisión, en la que trabajó con Pinky, en Nosotros.
  • En 1964 fundó la revista Todo y en 1965 el semanario Extra.
  • En 1966 Cinco años más tarde, crearía su obra máxima: Tiempo Nuevo, el programa por el que desfilaría toda la dirigencia política argentina a lo largo de los siguientes treinta años. Allí volvería célebres sus múltiples chascarrillos (“lo dejamos ahí”, “terminé”, “duermo cuatro horas”) dirigidos, invariablemente a “doña Rosa”, siempre, claro, auspiciado por una interminable lista de “empresas a las que les interesa el país”.
  • En 1975 publicó Creer, revista de economía y negocios.

Condujo también diversos programas de radio: En privado, El clan del aire, Belgrano Show, Nuevo día, De vuelta, Prohibido para hombres y Despertando con Bernardo Neustadt. En sus emisiones se dieron a conocer otros periodistas de renombre como ser Daniel Hadad, Miguel Bonasso, Horacio Verbitsky, Magdalena Ruiz Guiñazú, Marcelo Longobardi, Juan Carlos De Pablo y Clara Mariño.

  • 1989. Su compañero Mariano Grondona lo abandona cuando Neustadt se acercó demasiado a Menem. Posteriormente, recompondrían su relación.
  • En 1998 fundó FM Milenium, señal radial que fue distinguida con el premio Martín Fierro, un premio Santa Clara de Asís y, en el año 2000, fue premiado con dos medallas por “Mensaje ecológico” y “Mejor mensaje religioso” en el Festival de Radio Internacional de Nueva York.
  • 2008. Durante el último período de su vida expresaba su furibundo antikirchnerismo en Ámbito Financiero y tenía un blog, en el que escribió hasta el día anterior a su muerte.

* Falleció el 7 de junio (Día del Periodista) de 2008 de un paro cardiorespiratorio mientras almorzaba en su casa en Martínez, a los 83 años de edad. Durante las primeras horas posteriores a su muerte circuló el rumor que por medio de autoridades policiales y luego de una exhaustiva autopsia se habría descubierto que el peridodista habría fallecido por ahogo, ya que habría entrado en un estado similar al del coma y habría caído boca abajo sobre su plato de sopa

Entre las personalidades nacionales e internacionales que entrevistó se encuentran Charles De Gaulle, David Ben-Gurión, David Rockefeller, Juan Domingo Perón, Arturo Frondizi, Raúl Ricardo Alfonsín, Carlos Saul Menem, Henry Kissinger, Mijail Gorbachov, Yasser Arafat, Simon Peres, Isaac Rabin, Juan XXIII, Arthur Miller, José María Aznar, Felipe González, Collin Powell, Saburo Okita, Michael Porter, Fernando Henrique Cardoso, George Bush, Bill Gates, Gary Becker, Rudiger Dornbusch, Peter Ferdinand Drucker, Regis Mc Kenna, Lee Iacocca, Mario Vargas Llosa y Tom Peters, entre otros.

Neustadt fue el primero en hacer periodismo político de opinión por televisión en Argentina. Durante el gobierno militar conocido como Proceso de Reorganización Nacional y los gobiernos democráticos de Raúl Alfonsín y Carlos Menem, fue uno de los periodistas políticos más importantes e influyentes de la Argentina. En el desempeño de su oficio hizo públicas sus ideas conservadoras y antiperonistas, así como su simpatía por los los gobiernos militares, su adhesión a la candidatura de radical Eduardo Angeloz en 1989 y su apoyo al gobierno de Carlos Menem, durante el cual llegó a organizar en 1991, una manifestación popular de apoyo al gobierno en la Plaza de Mayo que él denominó como Plaza de Sí.En el programa televisivo “Tiene la palabra” transmitido por el canal televisivo TN, se comparó con Ghandi y con Diego Armando Maradona.

Frecuentemente en sus columnas o editoriales construía sus argumentos en forma de diálogo con una ciudadana común, a la que llamaba Doña Rosa, un estereotipo de la ama de casa con opiniones conservadoras basadas en el denominado saber popular. También se hizo famosa su presentación, en la que decía: “me llamo Bernardo Neustadt, tengo 63 años, duermo cuatro horas”.

Fue objeto de exitosas imitaciones cómicas, entre las que se destacan las realizadas por los comediantes Mario Sapag y Nito Artaza.

Neustadt acababa de presentar su último libro, Escribir sobre el agua.

“Fui exitoso durante más de cuarenta años, sin el reconocimiento de la gente que teoriza sobre este oficio”, le dijo a Jorge Fernández Díaz cuando éste escribía la biografía no autorizada Bernardo Neustadt: el hombre que se inventó a sí mismo.”

Fuente: Wikipedia

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: