I'm a poet, I'm a fighter, I'm a preacher ♫











{5 junio 2008}   Tu risa, musa

Ah yo sé, que eres el dueño de mis silencios. Yo lo sé. Y también sé cuando tu mirada se pierde en la nada. Intento rescatarte de ese profundo abismo, y mi mano no puede alcanzarte. Estamos a un paso, y sin embargo siento que es muy lejos… muy lejos. Cuando estás perdido en tus sueños, que habitan en el firmamento, yo debajo me encuentro. En la tierra suspirando.

Cuando tus tristezas están perceptibles, me pierdo en oscuridades para encontrarme a tus ojos, brillan como vidrios desplegados de luces. Pregunto entonces. Vuelves a tener en tus manos mi permanencia muda, y me acerco… dulce, como queriendo grabar en tu alma mi amor. Pero no puedo. Porque ríes de mentira, para que yo no crea en mis sospechas.

Eres alma libre y así es bueno que seas, eres alma dueña y duele que lo seas. ¡Ay! Acercarme a tu figura, desvanecida en la multitud, refugiada y abrigada por la pena, me arranca el corazón. No quieres herirme con las viejas melancolías secretas que muy dentro llevas… ¿qué daño tendría alguna vez comprender tu llanto, comprender lo negro que es el más hondo de tus pesares…? ¿…comprender que también lloras, que eres ser real y no de cuento, sueño amanecido en mis ocasos, en mis días de soledad?

No alcanzo a terminar de entenderte. ¡Y qué congoja a mi vida, saber de tus lágrimas! ¿Qué explico con palabras que se llenan en el vacío de mis adentros, cuando tu sentir lo siento mío? Quiero comprenderte, ayudarte. Quiero darte consuelo en mis brazos, para devolverte lo que has perdido, quiero que sientas la calidez de mi emoción… ay, cuánto daría por hacer tu sueño realidad, aunque yo no esté en él.

Es que todo esto no se trata de mí, no. Si de mí sabes y revelas cosas que no creía que existieran aquí, dentro de este corazón que no se cansa de amarte… si es que tu compañía es mi tesoro, no… mío no tengo nada, ni el alma, ni la razón…

El delirio de buscare cuando ya no estás… enferma mi soledad, la acecha y en melancolía nostálgica… desenvuelvo suspiros al azar. Y me pregunto si tal vez pienses en mí. O soy una estrella lejana, un punto en la nada que jamás te has complacido en hacer brillar.

Pero qué importa si para mí siempre has de estar primero, mostrarte mis andanzas en vano no quiero, sino demsotrarte que puedo disolver tus pesares en la nada, aunque el propio peso de lo que me agobia esté a punto de destruirme.

Daría mi felicidad por saber de la tuya.

Deseo volver a dibujar tu risa, musa mía…

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

et cetera
A %d blogueros les gusta esto: